domingo, 30 de octubre de 2011

PUCHES DE LA NOCHE DE TODOS LOS SANTOS


Ingredientes:
1/2 litro de agua
1/2 litro de leche
2 Cucharadas de anis en grano
5 Cucharadas de azúcar
6 Cucharadas de harina
Cáscara de naranja
Canela en rama
Aceite
Pan

Reedito una vieja entrada de las primeras de mi blog cuando muy pocos (o casi nadie, seamos honestos) venían hasta mi cocina. Es una receta a la que tengo un especial cariño y en estos días en que las costumbre anglosajonas se están apoderando de nosotros con Halloween, me apetecía volver a subir. Espero que os guste.

En la noche de todos los Santos, 31 de octubre, se tomaban los puches. Se reunían en las casas las familias o amigos para degustarlos. El significado de esta fiesta, más allá de la parte gastronómica y familiar tiene que ver con las creencias sobre esa fecha. Esa noche regresan a los hogares las almas de los muertos al calor del hogar familiar. Pero los buenos espíritus no vienen solos, junto a ellos llegan los malos espíritus, productores de enfermedades, catástrofes y desgracias. Por ello, esa noche antiguamente no se salía de casa, se posponían los viajes para otro día y toda la noche estaban tocando las campanas con la intención de alejar a los malos espíritus. La festividad de la noche de todos los santos ha llegado a nuestros días como una noche en la en muchas casas todavía se elaboran los puches. Entre ellas la de mi madre y la mía, pues he decidido continuar con esta tradición del pueblo llano en lugar de copiar la fiesta de Haloween a la que todavía me resisto.

Comenzamos cortando en dados el pan y en una sartén con aceite los doramos. Reservamos los picatostes.

Ponemos a cocer en un cazo el agua con los anises. En cuanto empiece a cocer apagamos el fuego y dejamos enfriar.

En una cacerola disolvemos el harina y el azúcar en frio sin que queden grumos en el medio litro de agua (para ello utilizamos la infusión de los anises colada) y el medio litro de leche. Añadimos cáscara de naranja y canela en rama y lo ponemos al fuego. Según los gustos admite más azúcar que la que yo he puesto. Con unas varillas removemos, sin dejar de hacerlo para que no se pegue, hasta conseguir una crema espesita y sin grumos.

Repartimos caliente en cuencos y servimos acompañadas de unos picatostes. Salen cuatro buenas raciones.




Se pueden comer calientes o frios, va en gustos.

Antiguamente en las navidades de los humildes también se conocía como el turrón de los pobres. Se dejaban enfriar y se cortaban en porciones. Un clásico entrañable y familiar que sabe a hogar. Muy rico.

24 comentarios:

  1. Imaginate: lloviendo, un frio que pela y tu en casita, tan calentito, viendo una película, pero falta algo, voy al rincón de Marus a buscar algunas idea, ¡ah! que bueno como los hacía mi madre, pero no se si seré capaz,bueno vamos a ello...., me faltan algunos ingredientes pero improvisaré, no terngo anis en grano pero tengo anis Castellana, no se no se, vamos a intentarlo. Después de un ratito de nada "voila" vaya puches ricos que me han salido, las chicas estan encantadas y muy contentas, ¿será por el anís?. Eres una fenómena hermana, un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Que delicia y la historia maravillosa!!!

    Besotes :D

    ResponderEliminar
  3. The combo of orange, aniseeds and cinnamon is outstanding and what a lovely story! Cheers,
    Mamatkamal

    ResponderEliminar
  4. No puede ser más sencilla y rica esta entrada, estupenda historía, sin duda un buen blog, me quedo por aquí y ahora mismo me hago seguidora tuya. UN BESO Y GRACIAS POR VISITAR MI HORNO!!

    ResponderEliminar
  5. Una gran receta y con historia, me encantan estas recetas tradicionales, no debemos perderlas. Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  6. una tradicional receta que no conocia y se ve muy rica.Gracias por compartirla
    bexinos

    ResponderEliminar
  7. Una receta fantastica que no conocia,tomo para hacerla en cuanto pueda seguro esta rica rica.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  8. me encanta visitar tu blog porque siempre voy aprendiendo algo sobre las tradiciones gastronómicas (y no solo) de España... mil gracias de corazón!! no veo la hora de probar esta receta tanto sencilla como rica!

    ResponderEliminar
  9. es una buena idea reeditar las entradas, porque esta receta a mi se me había pasado ;)

    salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  10. Que lindo plato, no lo conocía. Me gusto mucho, nunca había visto el pan así sobre la leche.

    ResponderEliminar
  11. una grandisima historia al igual q la receta.
    me quedo de seguidor de tu blog y te invito a q te des una vueltecilla x el mio.

    un saludo
    http://lacocinademou.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. No lo conocía, qué delicioso plato parace y lleno de tradición, como Dios manda...Que no se pierdan estas cosas tan bonitas, por favor...

    ResponderEliminar
  13. Una entrada super completa, receta e historia, dos por uno!

    ResponderEliminar
  14. Una receta muy original mi niña y que no conocia pero me has tentado,así que tomo nota para probar.
    Un besote enorme cielo.

    ResponderEliminar
  15. En córdoba hay una receta parecida que se llama "Gachas"

    Estoy de acuerdo contigo, hay que sacar a la luz nuestras tradiciones

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  16. No conocía esta receta pero me gusta, además receta tradicional de aquí cómo debe ser.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Es la primer vez que veo esta receta. Y la historia me ha encantado...

    ResponderEliminar
  18. Lo que tú llamas puches con las gachas que hacía mi madre. Su receta no la recuerdo, pero el resultado es muy parecido. En casa las tomabamos frías, como postre, y lo que también hacíamos, en ocasiones, es lo que comentas de cortarlas en porciones.

    Ciertamente la tradiciones se pierden, es una pena. Estas gachas nunca las he hecho, y mira que me gustaban. Lo que sí que me resisto a perder es la tradición de los pestiños en Semana Santa, muy típicos en mi pueblo, y motivo de reunión familiar para elaborarlos. Esto también se ha perdido, escasas son las familias que todavía los elaboran en plan casero.

    ResponderEliminar
  19. Oye... no conocía yo este ponche, qué bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. No lo había visto nunca. Así que tomo nota, me parece que tiene que estar muy rico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Maravillosa entrada!! Me ha encantado tanto la historia como la receta. Da gusto venir aqui.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  22. Yo también opino que aunque es bueno aprender de los demás, no es tan bueno perder nuestras tradiciones.Preciosa tu entrada.
    Un besín

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por mi cocina y dejarme tu opinión.Todos sois bienvenidos.