domingo, 3 de enero de 2010

CALLOS A LA MADRILEÑA

Yo los callos los como en muy pocos sitios porque me gustan bien hechos y me gusta estar segura de que se van a lavar y cocinar correctamente. Uno de esos sitios donde me encanta comerlos es en casa de mi madre. No se que será pero me evocan recuerdos del pasado, de mi familia numerosa. Son perfectos para estos fríos y requieren pan, buen vino y después de degustarlos se requiere reposarlos. ¡Vamos ideales para las dietas, ja, ja,...!

Ingredientes: 1500 gr de callos con pata y morro una cabeza de ajos media cebolla laurel sal vinagre 2 chorizos una buena punta de jamón 2 morcillas hueso de jamón piméntón guindillas
Lavar los callos con agua caliente y vinagre tres o cuatro veces.
Ponerlos a cocer con la cabeza de ajos, la cebolla, el laurel y sal 45 minutos en la olla a presión.
Tirar ese agua y cubrirlos con agua limpia. Hacer un sofrito con el chorizo, morcilla y una guindilla. Retirar el sofrito del fuego y añadir el pimentón para que no se queme. Añadírselo a los callos junto con el hueso del jamón y dejar cocer durante 40 minutos.


Pasado ese tiempo rectificar de sal y guindilla según gusto. Generalmente con la gelatina de los callos es suficiente para obtener una salsa suficientemente densa pero ligera, en caso contrario se puede disolver una cucharada de maicena en un poco de agua fria y añadir la que sea necesaria poco a poco hasta obtener el espesor deseado



Preparar pan y a mojar la salsa disfrutando de estos callos que hechos de un día para otro están mejor todavía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte por mi cocina y dejarme tu opinión.Todos sois bienvenidos.