viernes, 4 de junio de 2010

MOUSSE DE ALGARROBINA



Ingredientes:
1 yogourt natural (125 g)
50 g de algarrobina
100 g de leche condensada
200 ml de nata para montar
100 ml de leche
1/2 sobre de gelatina neutra en polvo
un poco de azúcar
pisco o aguardiente

El ingrediente estrella de esta receta es poco frecuente en España pero el otro día lo encontramos en una tienda de productos latinos y lo compramos. Se trata de la algarrobina. Se trata de la melaza que se obtiene del fruto del algarrobo.




Yo lo había probado en cóctel (receta que otro día subiré) y el sabor me había gustado mucho, pero no sabía para que más se podía utilizar. Creo que también se usa en batidos y pensando en alguna posibilidad más (ahora tengo un frasco de 500 g) se me ocurrió que quizás en un mousse podría también resultar.

Lo primero que hacemos es poner el medio sobre de gelatina neutra en polvo a hidratar en la mitad o menos de la leche. Es posible utilizar también 3 hojas de gelatina neutra o cola de pez.

Batimos el yogourt, la leche condensada y la algarrobina hasta que la mezcla sea homogénea. Es conveniente en este punto jugar con la cantidad de leche condensada en función del gusto de cada uno. Se va probando y añadiendo según lo dulce que nos guste.

Para montar la nata necesitamos comprar la que al menos tiene 35 % de materia grasa y utilizar un recipiente de acero o aluminio que previamente habremos puesto junto con el accesorio de varillas de la batidora en la nevera. La nata para que monte fácil debe estar entre 5 y 10 ºC. Para mantener la temperatura del recipiente donde vamos a montar la nata si hace calor podemos meterlo en un bol lleno de cubitos de hielo con sal gorda. Ponemos el accesorio a la batidora, volcamos la nata en el recipiente de acero y a potencia media-alta batimos hasta conseguir que se monte ayudándonos con un poco de azúcar. Como mínimo duplicará su volumen. ¡Ojo!, no debemos pasarnos en el batido porque podemos pasar al punto de mantequilla.

Ponemos a calentar el resto de la leche en el microondas unos 30 segundos y la añadimos a la gelatina para disolverla. Cuando esté bien disuelta lo unimos a la mezcla de la algarrobina y batimos bien hasta unificarla. En este paso perderá el exceso de temperatura y podremos unir todo a la nata montada.

Sobre la mezcla anterior ponemos la nata montada y con movimientos envolventes, sin batir para que no se baje la nata, vamos homogenizando el conjunto. Cuando lo hemos conseguido la volcamos en los recipientes escogidos y lo metemos a refrigerar a la nevera, mínimo cinco horas o mejor de un día para otro. En mi caso rindió para cuatro recipientes individuales.




4 comentarios:

  1. Delicioso,,me encanto,,muy suave,,,a la vez delicado,,muchas gracias,,quede muy bien con este postr gracias a uds.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por consultar mi blog. Me alegra que te haya gustado.
      Espero que sigas visitándome.
      Buen día

      Eliminar
  2. Buenas tardes. Ante todo quisiera darte las gracias por esta magnífica receta. ¿Podríais decirme si esa melaza lleva azúcar añadida o algún otro ingrediente que no sea la algarroba? ¿es muy dulce o sabe exactamente igual que la algarroba en polvo? Disculpa por tantas preguntas a la vez, pero es que me llama muchísimo la atención este producto. Gracias por adelantado. Saludos desde Canarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco la algarroba en polvo y no se decirte, pero la algarrobina con la que yo he hecho la receta es una especie de sirope hecho con la melaza de la algarroba y que si es dulce. Espero que pruebes a hacer esta receta y me cuentes como te quedó. Buen día

      Eliminar

Gracias por pasarte por mi cocina y dejarme tu opinión.Todos sois bienvenidos.